Creando Nuestra Propia Marca Personal

Leyendo recientemente algunos artículos para documentarme sobre el tema que iba a escribir para mi página de Facebook RT Consult, me topé con una imagen que me advirtió sobre la posibilidad de armar un post sobre el tema de la marca personal de cada quien.

Tomando en consideración que este es un tópico (casi) exclusivo del argot organizacional, me pareció interesante hacer un paralelismo de cómo adaptarlo a nuestra vida personal. La idea es hacer un ejercicio que nos permita enfocarnos en lo que deseamos para el futuro.

En cualquiera de las profesiones que nos desarrollemos, nos gusta ser conocidos y reconocidos por lo que hacemos. Por eso, establecer nuestra marca personal debería interesarnos a todos.

El concepto “marca personal” es una adaptación del término inglés “Personal Branding”, a través del cual se considera a determinadas personas como una marca, tal como las marcas comerciales de productos o servicios.

Se aplica a individuos que deben promover su imagen por el tipo de trabajo que realizan. Es la promoción personal de esa persona, aprovechándose de la percepción que los demás tienen de ella. Producir un impacto positivo, una impresión favorable a los demás.

El propósito es diferenciarse de otras personas que realicen la misma actividad. Por ejemplo, un artista trasmite, a través de diferentes medios, lo que piensa o siente sobre determinados temas, lo cual le da notoriedad y proyección. Así va creando su marca personal.

Este no es un ejercicio de autoayuda. Implica aprender a desarrollar tus potencialidades. Consiste en hacer una correspondencia con la idea del branding, no encaminada a que nos “vendamos” como un producto comercial, sino a trabajar nuestro perfil de tal manera, que nos permita proyectarnos y posicionarnos de una forma adecuada a la función que ejerzamos.

Tener una buena imagen es importante en los tiempos presentes, donde las redes sociales forman parte de nuestra vida cotidiana y permiten que muchos conozcan qué hacemos y cómo actuamos, aún sin quererlo nosotros mismos.

Por lo general, este es un trabajo que lo hacen los expertos comunicacionales en el área de imagen, pero ¿por qué no ensayar nosotros mismos a construirla?.

 Creando nuestra imagen, paso por paso

Lo primero es definir Quién Soy. Determinar cuáles son nuestras habilidades, nuestras fortalezas, en qué somos buenos. Qué cosas nos apasionan y cuáles nos molestan. Cuál es nuestra propuesta para la vida.

Eso nos permitirá ir descubriendo los aspectos positivos que necesitamos transmitir e impulsar y, a la vez, que las personas sepan qué pueden esperar de nosotros.

Lo segundo a determinar es Cómo Soy Percibido. En este punto es importante tomar en cuenta qué tipo de relaciones personales y profesionales frecuentamos para que nuestra reputación sea óptima. Sobre todo, es fundamental apuntalar el prestigio a través de las RRSS porque si nos perciben de forma negativa, hay que trabajar para cambiar esa imagen.

Seguidamente debemos precisar Qué Queremos Lograr. Es decir, las metas profesionales o personales que queremos alcanzar. Obviamente, muchos nos conocen por lo que ya hacemos, pero los que no, habría que mostrarles cuáles son nuestras aspiraciones en el mediano y largo plazo a fin de ir moldeando nuestra marca.

En el caso particular de artistas (en cualquier área de la cultura), políticos y  profesiones relacionadas con las artes, es necesario establecer el estilo al que quieren aproximarse. Eso los identificará de forma particular.

Aquí ya vamos al punto central del ejercicio, Crear Nuestra Marca, lo que verdaderamente nos identifique. Para ello, apelamos a las emociones, con nuestras palabras, las fotos que publiquemos y los mensajes que haremos llegar a nuestros amigos y seguidores.

El vocabulario que usemos, las imágenes que verán quienes nos siguen y el tipo de mensaje que enviemos, deberían coincidir plenamente con nuestra forma de ser, con nuestros valores; sólo así transmitiremos nuestra verdadera identidad. Hay que ser cuidadoso con esos detalles y, además, no ser repetitivo y cansón.

En el caso de que haya un error en algo que divulguemos o un comportamiento errado de nuestra parte, que se haya hecho público, es imprescindible disculparse y aclarar lo que sucedió lo más pronto posible. Así no perderemos la credibilidad.

En quinto lugar, debemos Organizar Nuestra Red de amigos y conocidos. No sólo a través de las redes sociales tenemos que tener seguidores. Los sitios que frecuentemos deben ser un escenario placentero y adecuado para darnos a conocer. Empezando por nuestra casa y continuando con los parques, clubes, restaurantes, etc., donde normalmente acostumbramos asistir.

Los amigos y conocidos son nuestra mejor red de promoción de nuestra marca.

El siguiente paso es Crear Nuestro Ecosistema, nuestro entorno. Para esto tenemos que evaluar cuáles son las personas que podrían influir positivamente nuestra actuación o con los cuales podríamos establecer alianzas provechosas para nuestros objetivos. No es buena idea pensar sólo en las que pueden ayudarnos a ganar dinero, sino que a través de su apoyo o consejos podrían ayudarnos a crecer personal y profesionalmente. A futuro, eso es lo que nos llevará a alcanzar nuestras metas.

Para poder crear ese ambiente adecuado a nuestras necesidades y mantenerlo, es importante Involucrarnos y Participar en todo lo que tenga que ver con nuestros intereses (personales o profesionales). Las conversaciones formales o informales que mantengamos con amigos o conocidos nos permitirán ir ampliando nuestra red.

Por supuesto, las RRSS son una plataforma magnífica para darnos a conocer, pero no hay que descartar el intercambio social. Compartir personalmente, no solo proyecta nuestra imagen de accesibilidad por otras vías, sino que nos identifica como personas afables.

Y, por último, debemos estar prestos a Escuchar y Observar todo lo que sucede a nuestro alrededor. No sólo los periodistas deben estar informados, sino que para saber qué está pasando en nuestro entorno y qué opina la gente sobre nosotros, debemos estar atentos a la información que nos llega y a las críticas que nos hacen. Esto nos permitirá corregir y reconducir nuestro rumbo; es la única forma de mejorar.

Así que, manos a la obra, comencemos a construir nuestra propia marca personal de forma impecable.

Éxitos!

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s