ACADEMIA Y PERIODISMO, UN MUNDO PARA COMPARTIR. Parte II

En un artículo anterior les hablaba sobre mi experiencia en el trato con compañeros de trabajo que, además de periodistas, son docentes. Hoy quiero tratar el tema de cómo asumen estos profesionales, sus responsabilidades académicas.

Cuando tuve mi primer contacto con alumnos, no pensé que, a la larga, la docencia sería la actividad laboral que me ocuparía totalmente. Hoy, muchos años después, puedo decir con toda seguridad, que es una profesión tan o más comprometedora, que la comunicación social en sí misma.

Relacionarte con jóvenes (y a veces, no tan jóvenes), implica una gran responsabilidad, ya que verán en ti un orientador positivo o negativo, dependiendo de lo que dices y haces. Y eso es, precisamente, lo que muchos colegas no entienden.

Muchos periodistas creen que por el simple hecho de saber redactar una noticia o tener un programa de radio, ya están capacitados para dirigir un salón de clases y resulta que ser docente implica, además del talento como periodista y el conocimiento de la materia, compromiso, humildad, puntualidad, honestidad; entre otros valores.

Lamentablemente, he visto muchos colegas pasar por un aula de clase y ver como toman a la ligera el ejercicio de la docencia. Sólo por el hecho de ganarse un dinero extra, asumen esta tarea que, al poco tiempo dejan, porque se dan cuenta que es un oficio que requiere el 100 % de nuestra voluntad y esfuerzo. No la viven con verdadera pasión.

Hoy en día, los jóvenes son tan resueltos y decididos, que no es fácil engañarlos con dos o tres frases complicadas. Exigen que el docente sea un verdadero facilitador y que les aporte mucho más de lo que pueden conseguir “googleando”. Por ello, el profesor debería tener, al menos, algunas nociones de pedagogía para saber qué herramientas son efectivas en cada materia.

Siempre he mantenido que las sociedades avanzadas se miden por la calidad de su educación, de allí la necesidad de ser excelentes maestros para lograr mejores ciudadanos, por eso mis recomendaciones a los comunicadores que se inician en estas lides y a los que aún no se han compenetrado con la docencia:

  1. Prepararse bien (intelectual y psicológicamente) para asumir estas competencias.
  2. Ser ordenado, paciente y abierto a los planteamientos y críticas.
  3. Organizar bien cada encuentro con los alumnos.
  4. Hacer uso de las múltiples herramientas que nos ofrece hoy la docencia y la tecnología.
  5. Hacer las cosas con dedicación y esmero.

Para concluir, les adjunto una interesante infografía tomada de https://www.examtime.com/es/blog sobre las diez competencias del docente moderno, que espero les sea de mucha ayuda.

las 10 competencias del docente moderno

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s